Funciones Básicas de Thermomix®

#Trucos 13 junio 2014

Funciones Básicas de Thermomix® Funciones Básicas de Thermomix® Utilizar siempre el  Thermomix®  en una superficie plana y estable, lejos del borde. Debemos asegurarnos que el enchufe no esté debajo del  Thermomix®  así evitaremos que la báscula se desfigure.Evitar dejar solo el  Thermomix® cuando usemos la velocidad a intervalos o la función de picar, podría moverse un poco y caer si está cerca del borde de la superficie de trabajo. Debemos controlar  que el vaso esté colocado correctamente y que las cuchillas estén también perfecta antes de utilizarlo.  NUNCA llene el vaso si las cuchillas no se encuentran colocadas adecuadamente.NUNCA use cucharas de madera o metal cuando estemos usando Thermomix® , debemos usar  la espátula que viene con el  Thermomix®  ya sea para bajar los alimentos del vaso a la cuchilla o para mezclar los mismos cuando el Thermomix® esté encendido.Los alimentos deberán caber dentro del bocal de la tapa y en muchas ocasiones se recomienda que los pedazos sean del tamaño de un huevo. No deben ser mayores en tamañoLos alimentos congelados o quesos duros deberemos cortarlos en pedazos más pequeños antes de triturarlos o molerlos.  Evitaremos forzar las cuchillas. Para evitar la sobrecarga en las cuchillas, debemos controlar las cantidades máximas por porción,  ya sea para moler, rallar o triturar.Cuando estemos cocinando tenemos que tener en cuenta: TTV (Tiempo, Temperatura y Velocidad).  Sin el tiempo NO HAY COCCIÓN.Nunca debemos colocar la base del Thermomix® debajo de agua, ni siquiera debe sufrir salpicaduras.  Limpie el exterior de la base con un trapo suave y húmedo.NUNCA trate de abrir la tapa cuando el Thermomix®  esté funcionando.El vaso del Thermomix®  tiene una capacidad de 2 litros (sólido más líquido).  Nunca lo llenaremos más allá de los dos litros (está marcado en el vaso).Empezaremos por velocidad lenta cuando licúe alimentos cocinados así como sopas o salsas,  son muy calientes, para evitar que el líquido se riegue a través de la tapa.Procurar que los niños no estén cerca del  Thermomix®  cuando esté cocinando en el vaso o al vapor, y no debe permitirse que los niños la utilicen sin la supervisión de un adulto.  Asegurarnos que la tira  que se encuentra en el interior de la tapa, esté correctamente en su lugar, de lo contrario no podrá cerrar el Thermomix® .Antes de programar cualquier velocidad, debe asegurarse de que la tapa esté completamente cerrada.El botón Turbo se utilizará siempre y cuando los ingredientes sean muy duros (chocolates, quesos muy curados, etc…)El cubilete se coloca siempre con la apertura hacia arriba, salvo que la mariposa esté ubicada en las cuchillas, en cuyo caso se pondrá con la apertura hacia abajo.A partir de la velocidad 4, el Thermomix® empieza a licuar.  Thermomix®  ® Es un aliado ideal, ya que todo su manejo se centra en una pantalla digital que permite fácilmente controlar la temperatura, tiempo, peso y velocidad. El propio Thermomix®  ® nos avisa mediante una señal acústica de cuando ha finalizado el proceso, cesando desde ese instante y de forma automática la cocción de los alimentos. Esto permite la posibilidad de realizar otras tareas mientras Thermomix®  cocina por nosotros. Así el grado de control de que los alimentos queden en perfecto estado es máximo.Las funciones básicas que realiza Thermomix®  ® son: pulverizar, moler, rallar, trocear, triturar, amasar, montar, picar y cocina tradicional yal vapor.Su capacidad es de dos litros. Se controla el tiempo y la temperatura, de esta forma, los alimentos mantienen todas sus propiedades naturales. Tan sólo tiene tres botones:  Velocidad: según la velocidad las revoluciones de las cuchillas varían. La velocidad máxima es turbo que pica un kilo de hielo en un minuto. Existe una velocidad, cuchara, que hace que las cuchillas giren al revés para no dañar los productos más sensibles.  Temperatura: desde 37 grados a temperatura Varoma (104 grados) para la cocina al vapor.  Tiempo: Cuando finaliza el tiempo que hemos determinado, el calor se apaga, para evitar que los alimentos se dañen