Rosquillas de queso y naranja diferentes para Semana Santa

#Masas, panes y repostería 28 marzo 2018

 Rosquillas de queso y naranja diferentes para Semana Santa 


Ya estamos dentro de la Semana Santa , además de disfrutar de un tiempo de reencuentro con nosotros mismos, nos reencontramos con una rica gastronomia Española en la que los postres son tradicionales. Estas rosquillas las vamos a realizar dándoles un toque especial


Espero que las probéis




Ingredientes:


•400 gr.  repostería.


•1 huevo


•100 gr. queso Mascarpone


•8 gr. levadura en polvo .


•70 gr. zumo de naranja


•50 gr. aceite de girasol


•100 gr. azúcar glass


•1 cáscara de naranja


•Aceite de girasol para freír


•Azúcar glass para espolvorear


Preparación de las rosquillas de queso y naranja


Ponemos en el vaso el azúcar y la cascara de naranja 30 seg.  vel. 10 


Añadimos los huevos ,  zumo de naranja, el queso Mascarpone y el aceite. mezclamos 10 seg. vel 4.  Es conveniente que es queso esté a temperatura ambiente


Añadimos  la harina y la levadura  mezclamos 8 seg. vel 6.


Sacamos la masa del vaso y dejamos reposar en un  bol engrasado, tapada con un paño, durante unos 30 minutos. 


.Pasado el tiempo de reposo de la masa, ponemos al fuego una sartén con abundante aceite de girasol.  


.Un truco para aromatizar el aceite es freír dos tiras largas de cáscara de limón (sin nada de blanco de la fruta, sólo la piel) en el aceite a baja temperatura.


 Las dejamos en el aceite durante 10 minutos a temperatura baja, 


Untamos de aceite de oliva virgen extra la encimera y las manos.


 Mientras se calienta el aceite formamos las rosquillas teniendo en cuenta que crecerán y se hincharán durante la fritura. Por eso no debemos hacerlas demasiado grandes ni gruesas.


 Hacemos unas bolitas del tamaño de una pelota de golf, más o menos todas iguales, salen unas 40 unidades.


Esta es la forma más fácil pues solo tendremos que abrir un agujero en el centro ayudados de los dedos. De esta forma conseguiréis que queden todas iguales y muy esponjosas.


.Si las queréis más crujientes podéis hacer churritos de masa más finos como si fuese plastilina y unirlas por los extremos. Os dejo a vuestra elección la forma que más os guste.


Sacamos las cáscaras de limón del aceite de girasol.


 Freímos las rosquillas teniendo mucho cuidado de que no se quemen..


Freímos en tandas de no más de 6 rosquillas, para que no se enfríe mucho el aceite. . 


 Cuando estén doraditas por ambos lados. Las colocamos sobre papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de aceite.


calientes las rebozamos en azúcar y las dejamos enfriar totalmente antes de consumir.


Feliz Semana Santa !!!!