Premezcla básica panificable y todo uso #Sin gluten

#Técnicas básicas 08 octubre 2018

Como siempre digo cuando hablo y aconsejo a mis clientes, nuestro Thermomix® no sólo cocina fácil, rico y saludable sino que, ante según que condicionantes, se convierte en un pequeño laboratorio coquinario que nos permite desarrollar preparaciones básicas que resulten una solución efectiva en nuestros hogares: es el caso de considerar convertir la cocina en un espacio I+D para solventar los inconvenientes que puede generarnos la necesidad de llevar a cabo cualquier tipo de preparación apta para celíacos y/o intolerantes al gluten. 


Así, traigo hoy al blog una premezcla básica panificable y para todo uso sin gluten, fácil y rápida, de la que podremos preparar la cantidad que deseemos en función de lo que requiera nuestro día a día. Yo, por ejemplo, preparo cada vez un kilo, porque soy la única con intolerancia en mi casa y me resulta suficiente, además cuesta tan poco prepararla que si se termina y necesito más en un santiamén tengo el bote lleno otra vez. 


¡Vamos a por la premezcla!




Tiempo de preparación: 3 minutos.


Raciones: rinde 1 kilo.


Apto: celíacos. siempre que los ingredientes estén libres de trazas de gluten


Ingredientes:


400 g de fécula de maíz.


300 g de harina de mandioca.


300 g de harina de arroz.


Preparación:


Pesamos los ingredientes añadiéndolos al vaso. Mezclamos bien 1 minuto a velocidad 6 y después tamizamos 2 minutos a velocidad 4. Lo pasamos a un bote grande  y guardamos en lugar fresco y protegido de la luz. Ya tenemos nuestra premezcla a punto.



Notas:


1- La harina de arroz podemos prepararla en el momento previo a elaborar la premezcla incorporando 300 g de arroz blanco o integral y moliéndolo: arrancamos el Thermomix® a velocidad 5 y subimos hasta velocidad 10 progresivamente. Mantenemos a velocidad 10 durante 1 minuto. Después agregamos el resto de las harinas y procedemos como indica la receta más arriba.


2- Si queremos la premezcla para todo uso la elaboramos como indica la receta. En el caso de que la queramos para elaborar masas de pan añadiremos al vaso, junto con el resto de los ingredientes, 40 gramos de psyllium en polvo. 


Consejos:


1-para una mejor conservación de la premezcla, si observamos que ha cogido algo de temperatura por la molienda, mezclado y tamizado, antes de envasarla la extendemos en una bandeja y removemos de vez en cuando hasta verificar que está a temperatura ambiente.


2- Una vez en el bote, antes de cerrarlo colocamos una hoja de laurel clavada en la harina. Tendremos la precaución de mantenerla siempre en el bote. El laurel actúa como repelente de esos desagradables bichitos que pueden echarnos a perder la harina si se nos cuelan dentro.